Mandalas

¿Qué son los mandalas?

La palabra mandala viene del sánscrito y significa círculo. El mandala es un dibujo “mágico” y sagrado que nos lleva a transitar una meditación en acción armonizando nuestro mundo interior con el exterior; es una representación gráfica, esquemática y simbólica del cosmos. Espiritualmente está considerado como un centro de energía, equilibrio y purificación que ayuda a transformar el cuerpo y la mente.

Los mandalas son utilizados desde tiempos ancestrales en la India y desde allí se propagaron a otras culturas orientales y a los aborígenes de Australia. En la prehistoria, el círculo ya tenía carácter sagrado y se ha repetido con frecuencia en las primeras construcciones del hombre y se encuentra presente actualmente en varias culturas

Los mandalas están inspirados en la naturaleza, reproduciendo sus simetrías y colores en una estructura con forma de círculo. Es la forma geométrica más perfecta, usada durante milenios para ilustrar la totalidad y la verdad.

Trabajar con mandalas nos permite transitar un camino que nos conecta con la esencia de nuestra alma recibiendo guía de Ángeles, Arcángeles y Seres Celestiales, equilibrando los diferentes aspectos de la vida: el físico, el emocional, el espiritual, el familiar, la prosperidad, el laboral, entre otros. Esta es una herramienta sagrada de meditación en acción, que nos reconecta con nuestro niño interior.

Dibujo y meditación

Interactuar con los mandalas nos lleva a alcanzar el equilibrio espiritual, emocional, mental, energético y físico; estimula la creatividad, despierta los sentidos y armoniza nuestro mundo interior con el exterior, al conectarnos con nuestro corazón y niño interior. Hay dos formas básicas para trabajar con ellos: la meditación y el dibujo, ya sea a través de la creación del mandala o de colorearlo.

Meditación

Empieza por encontrar un sitio adecuado y cómodo, logra una respiración rítmica y profunda, elige un mandala con una intención o no específica, lo cual se puede hacer sincrónica o mentalmente, permitiendo que el mandala nos transmita y llene con su energía.

Creación

Es una forma muy creativa de explorar y descubrir tu mundo interior, donde el círculo o una figura geométrica se convierte en un contenedor de ideas y emociones.

Crear un mandala es transitar un espacio sagrado que te permite expresar la creatividad desde lo más profundo de tu ser usando símbolos, figuras geométricas y colores. El mandala personal captura y libera al mismo tiempo un momento o una época de la vida y nos permite seguir la guía de nuestro ser superior y de los Seres Celestiales para transitar diversos procesos de acuerdo con la intención o no que hayamos decidido trabajar.

Recuerda que también podemos colorear los mandalas, para vivir la magia de los mandalas te invitamos a descargar tus mandalas para colorearlos.

Simbología

Todos los mandalas tienen un significado sagrado dado por el contexto en el que fueron creados y por el contenido del mismo. Por lo cual queremos compartir contigo esta guía para que puedas interpretar tú mandala y de esta manera, tener una mayor claridad del mensaje o guía entregados por tu ser superior o por los seres celestiales en la meditación realizada.

Animales












 

Figuras y Símbolos






























 

Colores

Los colores utilizados en los mandalas tienen relación con los chakras o centros energéticos. Existen siete planetas principales con siete colores primarios que están contenidos en el espectro solar y también están presentes en el cuerpo humano de esta manera:







 

De igual manera, el número de matices, tintes y tonos de un color es infinito, como lo son los diferentes aspectos: emocionales, físicos y espirituales que aparecen en forma de colores. Cada color básico tiene un matiz y cada matiz tiene un significado diferente, de esta forma: